Restaurante: Casa Miguel

Restaurante en Santander
    • Actualmente 3.65/5
    • 1
    • 2
    • 3
    • 4
    • 5
    basado en 34 votos ¡vota ahora!
    7.3
    total
    62%
    les gusta
  • Avenida Virgen del Mar, 4
    Santander, Cantabria 39012
    España
    Ver mapa / cómo llegar

acerca del Restaurante Casa Miguel

Restaurante Casa Miguel

El Restaurante Casa Miguel les ofrece una amplia carta de productos de la tierra con la mejor relación calidad-precio. Todos sus pescados y mariscos son frescos, gran parte de ellos traídos directamente del mar por su equipo de pescadores. Las carnes, también de primera calidad, de vacas nacidas y criadas en la región, avaladas por Sergacan y protegidas por la Consejería de Ganadería Agricultura y Pesca

Después de largo tiempo observando la demanda de sus clientes, el restaurante Casa Miguel se ha especializado en una amplia gama de productos. Su carta engloba gran variedad de carnes de la tierra, pescados y mariscos del Cantábrico y lo mejor de la huerta, sin olvidarnos de sus maravillosos postes caseros y su amplia carta de vinos, la cual cuenta con mas de 250 variedades españolas.

documentos del Restaurante Casa Miguel

Información de interés sobre el Restaurante Casa Miguel

  • Precio menú diario: 15-25 €
  • Precio medio carta: 26-35 €
  • Precio menú degustación: No tiene
  • Especialidad/Recomendación: Pescado de la costa. Chuleton. Mariscada.
  • Bodega: Amplia carta de vinos, la cual cuenta con más de 100 variedades españolas.
  • Capacidad aproximada: 150 pax.
  • Horarios: De Lunes a Domingo de 10:00 a 00:00 horas.
  • Días de descanso - Vacaciones: Abre todos los días. / Nochevieja / Año Nuevo

Instalaciones y servicios del Restaurante Casa Miguel

  • salones privados
  • internet wifi
  • masía o caserío
  • zona ajardinada
  • zona bar - cafeteria
  • local climatizado
  • Pago en efectivo
  • Sirve cenas
  • local no fumadores
  • Sirve comidas
  • Sirve desayunos
  • Para llevar
  • zona infantil
  • terraza
  • recomendado reservar
  • acepta tarjetas
  • parking
  • menú grupos
  • adaptado discapacitados
  • No tiene discoteca
  • No tiene sala de banquetes
  • no sirve a domicilio
  • no admite mascotas
  • No tiene entretenimiento en vivo
  • no abre 24 horas
  • no tiene aparcacoches
  • no acepta vales de comida
  • no tiene menú infantil

clasificación del Restaurante Casa Miguel

ubicación del Restaurante Casa Miguel

Avenida Virgen del Mar, 4
Santander, Cantabria 39012
España

 

información adicional sobre Restaurante Casa Miguel

opiniones sobre el Restaurante Casa Miguel

valoración global usuarios
basado en 34 votos
7.3 de 10
decoración / ambiente (7.6)
7.6 de 10
servicio (7.4)
7.4 de 10
comida (7.6)
7.6 de 10
calidad / precio (7.5)
7.5 de 10
 
Asunción Aguado
Santander
valoración global
2 de 10
plan
con niños
decoración / ambiente
0 de 10
servicio
0 de 10
comida
0 de 10
calidad / precio
0 de 10

Nos negaron reserva para comer nueve personas cuando pedimos otra mesa para séis niños que solo iban a tomar pinchos o raciones.

Publicado el 10/06/2018.
Tu voto se contará y será agregado a la opinión. ¡Gracias!
Chema
Santander
valoración global
10 de 10
plan
reunión familiar
decoración / ambiente
10 de 10
servicio
10 de 10
comida
10 de 10
calidad / precio
10 de 10

El sábado 24 de marzo del 2018, celebraron sus bodas de oro una parejita sencilla, buenas personas y muy queridas por todos. Junto a “lolo” y “loli”, nos reunimos para celebrarlo, sin que los protagonistas supieran nada, más de cincuenta familiares y amigos en el restaurante casa Miguel, de corbán, para demostrarles nuestro cariño y admiración. Empezar reseñando como suelo hacer siempre, la ubicación del establecimiento para llegar a él sin problemas. Dirección y teléfono: c. / av. Virgen del mar, 4 (corban) 39012 santander – cantabria - teléfonos: 942 321 773 – 606 458 518 y las coordenadas: 43°27'59. 6"n 3°52'05. 0"w y también 43. 466563, -3. 868057 dependiendo del gps utilizado. Ya desde los preparativos días antes, la dirección del establecimiento, mostró una comprensión y asesoramiento, dignos de mención especial. Como si de un participante más se tratara, nos aconsejó en cuanto a las formas y maneras de recibir a los protagonistas, nos ayudó con las tareas de decoración y manejó los hilos de la informática de una manera genial, haciendo que la música de entrada de los novios, la de fondo para una emocionante lectura y la instalación de una pantalla para proyectar un video musical muy particular que les dedicaron los participantes de la fiesta, fuese perfectamente oída y vista por todos. En el apartado de la comida, destacar algo, quizá podría parecer desmerecer alguna otra. Una perfecta colocación de las mesas para vernos todos, daban cabida a unos muy bien presentados entrantes. La distribución equilibrada de tablas de ibéricos, pudin de cabracho con dos salsas, salpicón de marisco, y pimientos con anchoas junto a un rico y atemperado vino “crianza” de rioja, daban el banderazo de salida a una celebración que había comenzado con muy buen pie. Al poco rato, hicieron su aparición unas riquísimas gambas a la plancha en su punto perfecto que fueron seguidas al poco por unas bandejas de rabas y croquetas variadas. En este tiempo, habían hecho acto de presencia los ágiles y profesionales camareros encargados de atendernos y recopilar las comandas para el segundo plato a escoger entre carne o pescado, con media docena de sugerencias cada una. Unos espectaculares entrecots o impresionantes solomillos, fueron las estrellas en el apartado de carnes, siendo el rodaballo y la lubina en las elecciónes de pescado. Chuletillas, carrilleras y cachopos en la selección de carnes y merluza rellena junto a un bacalao con tomate, también salían de una cuidada cocina que además de buena presencia, cantidad más que aceptable y un estupendo punto de temperatura, hicieron nuestras delicias. Una rica y decorada tarta de fresas casera, sirvió para que los “super-novios” nos hicieran rememorar cincuenta años después aquel emocionante enlace. Finalizaban su trabajo el atento personal de “casa Miguel” con el reparto de la ya cortada tarta, seguida de cafés al gusto de cada uno y una selección de chupitos. Para ser totalmente sincero en nuestra aportación, indicar que un pequeño despiste sufrido a lo largo de toda la completísima jornada y que no merece la pena detallar, a pesar de que a alguien le sentó mal, no puede ni debe empañar la actuación de todo el personal, que después de comentarlo, pidieron disculpas, dándonos por satisfechos. Un día muy completo el disfrutado, que nos hará volver con total seguridad a este establecimiento, tanto en celebraciones familiares como en comidas particulares, para disfrutar con todo lo comentado, en un bonito y acogedor comedor o en sus amplias terrazas con un importante aparcamiento privado que nos aportará comodidad suficiente. Gracias a todos y felicidades por vuestro trabajo.

Publicado el 30/03/2018.
Tu voto se contará y será agregado a la opinión. ¡Gracias!
Andres Villanueva Prieto
Santander
valoración global
8 de 10
plan
en pareja
decoración / ambiente
8 de 10
servicio
6 de 10
comida
8 de 10
calidad / precio
8 de 10

He estado en este local multitud de veces tanto con mi pareja como en comidas de empresa y tengo que decir que en Santander es el mejor calidad precio que he encontrado.

Publicado el 20/07/2016.
Tu voto se contará y será agregado a la opinión. ¡Gracias!
Elena Podeanu
Santander
valoración global
2 de 10
plan
con amigos
decoración / ambiente
2 de 10
servicio
2 de 10
comida
2 de 10
calidad / precio
2 de 10

Servicio: pésimo. Hemos esperado más de media hora para que nos atendiese, el mismo jefe (era la persona que nos atendía) se ha ido a prepararse las gulas para que coma y se las comió a la mesa de a lado sin traernos ni la bebida. Eso que en el restaurante solo había solo 3 mesas ocupadas. La comida el solomillo después de haberlo devuelto a la cocina 3 veces y no han sabido hacerlo tal como le hemos pedido. La chuleta de cerdo estaba en mal estado, las patatas como piedra. Hemos reclamado al jefe y ni siquiera se ha disculpado u ofrecernos el postre, sino que nos ha invitado a largarnos. Lo único que estaba bueno era el vino, eso porque estaba envasado. Desde luego que hemos dicho al jefe que así perderá los clientes a cuál nos respondió que no le interesa. Visitado el enero de 2015

Publicado el 23/01/2015.
Tu voto se contará y será agregado a la opinión. ¡Gracias!
respuestas
Dani
Dani

Me paso exactamente lo mismo el 11 de agosto del 2015. Tardaron media hora en darnos la carta, lo raro es que tenían muy poca gente y habíamos reservado la mesa, una vez pedimos la comida salio disparada lo que pareció raro, unas rabas y croquetas de entrantes, las rabas eran bastante males y las croquetas aún tenían el interior frió, como principales solomillos uno al punto y otro hecho que ya estaba hecho pedazos en 'dos filetitos', la calidad precio servicio no de la mejores, la carta no es tradicional está anticuada, al igual que el local y el servicio.

Publicado el 21/08/2015.
Carmen Santamaría
valoración global
4 de 10
plan
individual
decoración / ambiente
6 de 10
servicio
4 de 10
comida
4 de 10
calidad / precio
4 de 10

He ido con frecuencia a tomar el menú del día y ha bajado mucho la calidad (verdura pasada, te dicen que tienen merluza y te dan ¿panga? U otro pescado sin piel desconocido, no hay que engañar, que te digan que tienen pescado y punto, pides filete y te traen tres trozos de carne... ) y la atención: la última vez aún estábamos comiendo el primer plato, recién empezado, y la camarera nos pone en la mesa el segundo¿?.

Publicado el 23/06/2014.
Tu voto se contará y será agregado a la opinión. ¡Gracias!