Restaurante: El Galeón (Milán)

Restaurante en Alcorcón
    • Actualmente 3.14/5
    • 1
    • 2
    • 3
    • 4
    • 5
    basado en 14 votos ¡vota ahora!
    6.28
    total
    36%
    les gusta
  • Calle Milán, 4 (Parque Oeste)
    Alcorcón, Madrid 28922
    España
    Ver mapa / cómo llegar

acerca del Restaurante El Galeón (Milán)

Restaurante El Galeón (Milán)

El restaurante Galeón (Milán), ubicado en Alcorcón (Madrid), ofrece una cocina tradicional de mercado elaborada con productos frescos y nacionales de alta calidad.

Su carta propone platos como ensaladilla rusa con txangurro, gazpacho, vichyssoise, huevos rotos con chistorra, paella, queso brie rebozado con almendras, fabada, pulpo a la parrilla, costillar, magret de pato, paletilla de lechal, mollejas de cordero, sardinas, calamares rebozados, gambas, cazón en adobo, brownie casero,...

El restaurante Galeón (Milán) presenta una decoración rústica y cálida. Y dispone de una zona de bar-cafetería, una amplia terraza y un salón comedor con capacidad para 40 comensales en el que además del servicio diario de restaurante, realiza celebraciones como reuniones familiares o cenas de empresa.

 

menús del Restaurante El Galeón (Milán)

documentos del Restaurante El Galeón (Milán)

Información de interés sobre el Restaurante El Galeón (Milán)

  • Precio menú diario: Menos de 15 €
  • Precio medio carta: 15-25 €
  • Especialidad/Recomendación: Embutidos, quesos, carnes (solomillo de ternera, chuletón gallego, churrasco de buey, chuletillas de lechal de Riaza), pescados (lubinas, doradas, merluza de pincho del Cantábrico, lomo de bacalao, bogavantes, rodaballos, lenguados), mariscos.
  • Capacidad aproximada: 40 comensales (salón comedor)
  • Horarios: De lunes a domingo de 8h a 1h.
  • Días de descanso - Vacaciones: Abre todos los días

Instalaciones y servicios del Restaurante El Galeón (Milán)

  • Telévisión
  • Pago en efectivo
  • local climatizado
  • zona bar - cafeteria
  • Para llevar
  • Sirve desayunos
  • local no fumadores
  • Sala de banquetes
  • Sirve cenas
  • Sirve comidas
  • menú infantil
  • terraza
  • acepta tarjetas
  • no tiene salones privados
  • no abre 24 horas
  • no tiene parking
  • No tiene entretenimiento en vivo
  • No tiene discoteca
  • no tiene zona infantil
  • no tiene aparcacoches
  • no tiene zona ajardinada

clasificación del Restaurante El Galeón (Milán)

Etiqueta(s) donde figura el Restaurante El Galeón (Milán):

ubicación del Restaurante El Galeón (Milán)

Calle Milán, 4 (Parque Oeste)
Alcorcón, Madrid 28922
España

 

información adicional sobre Restaurante El Galeón (Milán)

opiniones sobre el Restaurante El Galeón (Milán)

valoración global usuarios
basado en 14 votos
6.28 de 10
decoración / ambiente (6.3)
6.3 de 10
servicio (6.3)
6.3 de 10
comida (6.3)
6.3 de 10
calidad / precio (6.3)
6.3 de 10
 
antonio
alcorcon
valoración global
2 de 10
plan
reunión familiar
decoración / ambiente
2 de 10
servicio
2 de 10
comida
2 de 10
calidad / precio
2 de 10

7 personas, domingo de mayo, menú especial de 25€/persona para los 7. Dos mesas en todo el local: la nuestra y otra. Nos ponen en una especie de hueco (reservado lo llamarán): mesa haciendo un siete (personas dando la espalda a otras), unos sentados en sofás tipo pub, los otros en silla. Camarero graciosete con chascarrillos para todo. Personalmente no me gusta. Los entrantes del menú de 25€: rodaja, una por persona, de tomate con mozzarela y anchoa (usarón hasta el final del tomate) y dos montaditos por persona de alcachofas con un poquito de jamón y queso, todo montado en un rulo tamaño "petisui". Ya está. Al segundo. Chuletón para cinco: carne en general fuera del punto pedido, sosa, seca e insípida (congelada seguramente). Para comer lo mínimo hasta quitarte el hambre. Dos personas comieron carrillada y pato. Hubo silencio. El vino de este menú, un ribera cosecha de la casa (vino de mesa de toda la vida) servido caliente. Imbebible. Para casera. Pedimos vino de la carta: protos crianza. Igual. Caliente y además con sabor a corcho. El crianza era del 2009, es decir, viejo. Le comentamos, es verdad que con el vino ya servido en las copas y a mitad de comida, el sabor a corcho. Según se oxidaba el vino sabía más a corcho. Nos bebimos lo que probamos pero no nos pasaba. El camarero, reconociendo que el vino sabía a corcho, nos compensó los 25€ del vino con dos consumiciones (unos 4€) de lo tomado antes de comer en barra (que si su jefe, que patatín- patatán... Muchísimas gracias). Nos quería poner un tapón en el otro vino para que nos lo lleváramos a casa. Se lo “regalamos” pero cuando vi volcarlo en otra botella de la barra me arrepentí. Postres: normal se podría decir aunque yo pinché. Mi tarta de hojaldre con frutas era un cuadradito de unos 6x6 cm y de borde. Hojaldre apelmazado. Dijo era casero.... El café, con chascarrillo de sacarina-sacodeharina y tal, pero bien. Era fácil. Así comimos, al final, por unos 30€ cada uno. Mal. El que mejor comió sin duda fue mi sobrino. Biberón. Lo mejor: los aperitivos (paella y demás) de la caña que tomamos en la barra antes de comer. Después de ahí deberíamos haber ido a un restaurante y no quedarnos en un pub con pretensiones. No volverá a ocurrir.

Publicado el 12/05/2014.
Tu voto se contará y será agregado a la opinión. ¡Gracias!
alicia
madrid

nosotros queríamos cenar con unos amigos que venían de fuera, buscamos algo cerca de casa pero a la vez romántico, y mira por donde este restaurante fue el ideal. lo busqué en el ordenador y le pedí a mi marido que nos acercáramos por la mañana para verlo, y eso que era de día, nos encantó. le pedí al encargado si podíamos elegir la mesa que estaba en la ventana y como muy recogido. Después nos atendieron muy bien y rápido pero con tranquilidad para nosotros. estuvimos tan a gusto que se nos paso el tiempo volando. Guardo un buen recuerdo y prometemos volver, porque encima cenamos a tope. Deja huella este restaurante. Gracias por esa noche.

Publicado el 06/02/2008.
Tu voto se contará y será agregado a la opinión. ¡Gracias!
respuestas
Angel
Angel

A nosotros nos gustaba bastante ir a cenar a este restaurante, de hecho, cuando quedábamos con amigos para cenar siempre le llevábamos aqui. La cosa empezó a cambiar cuando siempre nos ponían problemas cuando nos sentábamos a cenar y pedíamos las riquísimas tostas que tienen. Nos decían que en las mesas para cenar no servían tostas que era para pedir de la barra. Me pareció un poco cutre que nos tratasen así después de ir muchísimas veces. A veces te apetece un solomillo y en otras ocasiones te pide una tosta con unas raciones, creo que es de entender. Me parece de mal gusto que te intenten meter lo que ellos quieras para hacerles mas gasto. Desde entonces vamos menos y la verdad es que es una pena porque el sitio está bastante bien y la comida está genial. El trato personal falla!

Publicado el 11/02/2009.